El trabajo del pintor Abellán Juliá te hace vibrar…sus pinceladas te dejarán hipnotizado delante de los lienzos.

El pasado jueves 14 de enero la Galería David Bardia inauguró una nueva exposición donde los cuadros y la escultura formaron una simbiosis maravillosa. Esta vez el galerista decidió dar la vuelta a la tortilla y unir a dos grandes maestros: a Abellán Juliá, y al escultor Ernesto Knörr, que nos dejó cautivados.

No os voy a aburriros, así que seré breve. Eso sí, os dejo una amplia muestra de fotos para que veáis cómo fue el evento y cómo viví yo personalmente la noche.

Espero que os guste igual o más que a mí, y como siempre os digo, inspiraos en el arte y la creatividad de aquellos que saben transmitir.