Bueno, tengo que mencionar que estos trucos valen tanto para las mujeres como para los hombres.

¿Cómo aplicar correctamente los tratamientos de belleza, el perfume, o una crema para el cuerpo?

¿Sabías que hay trucos que mejoran el efecto o la durabilidad de los rituales de belleza? ¿Y también que muchas veces no los utilizamos correctamente?
Por eso pensé que este artículo podría ser de su interés.
1 – El hielo tonifica y cierra los poros. Como consecuencia la piel se tensa y en el caso de las mujeres, el maquillaje se aplica mejor y aguanta más.
Ya hemos hablado de los súper efectos del hielo sobre nuestro rostro, pero en este caso es un truco para el maquillaje por si queremos lucirlo mejor para algún evento, y en el caso de los hombres, para tener un rostro más iluminado y tenso.
Si aplicas un hielo sobre piel y cuello antes del maquillaje, verás el efecto que obtendrás.

2 – La crema de cuerpo es mejor si la aplicas después de la ducha y con la piel todavía mojada.
Por pura lógica, si aplicas la crema sobre la piel mojada, se utiliza menos producto y como resultado la piel no queda pringosa y ésta va absorbiendo el agua mezclada con la crema, con lo cual queda más nutrida.

3 – Los dermatólogos recomiendan utilizar gel de ducha una vez cada 4-5 días.
Sé que para algunos puede sonar absurdo, pero es verdad. Los dermatólogos están alertando cada vez más a sus pacientes de este hecho porque cada vez más hay problemas dermatológicos que parten de este hábito. Entre la polución que hay y que los geles de ducha resecan la piel, lo que pasa es que nos estamos cargando las defensas naturales de nuestra piel. Sólo con el agua, la piel ya se limpia de las impurezas.
El gel o el jabón se recomiendan para las siguientes zonas: intimas, pies y antebrazos.

4 – Los exfoliantes tanto de cuerpo como de cara es mejor utilizarlos durante una ducha. Durante la misma, con el calor y el vapor, los poros se abren, con lo cual el resultado de un exfoliante es mayor.

5 – Los masajes drenantes son más importantes de lo que nos podemos imaginar.
¿Sabías que una rutina de masajes drenantes en cara y cuello puede llegar a mejorar las ojeras y las retenciones de líquidos en la zona de los ojos y la zona nasogeniana? ¿Cómo hacer estos masajes en condiciones caseras? En uno de los próximos artículos os lo contaré sin falta.

6 – Una ampolla especifica o un serum antes de un maquillaje multiplica el efecto.
Igual que un cubito de hielo hace que tu piel y el maquillaje luzcan más, lo mismo pasa con la aplicación de alguna ampolla de efecto flash o un serum a base de agua o que contenga vitamina C.

7 – A la hora de lavar el cabello, toda la atención se centra en el cuero cabelludo.
Como hablamos en uno de los artículos anteriores, la correcta rutina de limpieza del cuero cabelludo es imprescindible para el bienestar de tu cabello. Muchas veces las mujeres que tienen cabello largo aplican el champú en el largo y después con la espuma llegan a la raíz, ¡cuando el proceso es totalmente inverso!
Cuando aplicas el producto en la mano, primero tienes que aplicarlo en la raíz, en el cuero cabelludo, y después con la espuma arrastrar hacia abajo todas las impurezas, porque sólo con eso es más que suficiente para el largo del cabello, cuando el cuero cabelludo necesita mucho más cuidado y limpieza.

8 – El perfume se aplica en algunos puntos estratégicos, sin necesidad de bañarse uno en él.
Demasiado perfume puede dar dolor de cabeza o hasta rechazo a la persona que está al lado. Por eso cuando te aplicas el perfume o el eau de toilette, los puntos estratégicos suelen ser: las zonas donde late el pulso (detrás de la oreja, en las clavículas, detrás de las rodillas y como no, en las muñecas, aunque el pelo también es uno de los sitios que aguantan mucho el olor). También se recomienda que si lo aplicas sobre la piel, esté bien hidratada. Así el perfume aguanta más.

9 – La misma crema que utilizas para el tratamiento de la cara hay que arrastrarla hasta el escote.
Por algún motivo, cuando aplicamos los tratamientos faciales, nos olvidamos del cuello y del escote. Y estas dos zonas son de las primeras que reflejan el paso de los años, así que el mismo tratamiento (sea antiaging o de hidratación) hay que aplicarlo también en el cuello y bien profundo en el escote.

10 – La crema de manos se aplica en el dorso de las manos, no en la parte inferior.
La parte que realmente necesita hidratación es la parte externa, que es la que más expuesta está a todo los factores externos.

De momento estos son los consejos que tenía preparados para vosotros. Espero que os sean de gran ayuda.

¡Pronto más consejos!

Fotografia: Victor Kenzo         Modelo: Ilenia Vallejo